Sétimo y último? partido

2 Leyendas
2 Leyendas

Dentro de unas horas se jugará el juego 7 de la serie de primera ronda entre los Clippers y los Spurs. Este ha sido el mejor cruce de este inicio de los playoffs entre los dos mejores equipos en la última parte de la temporada regular, los Clippers cerraron la temporada con un record de 15 – 1 en sus últimos 16 encuentros mientras que los Spurs ganaron 22 de sus últimos 26 partidos.  Este enfrentamiento tan temprano en las eliminatorias es fruto de una brutal conferencia del oeste donde 7 de los 8 equipos necesitaron mas de 50 ganes para clasificarse. Lesiones (Parsons, Matthews, Evans, Conley, etc) han mermado la calidad de las otras series en esta conferencia exaltando aún más la calidad de los Clippers y Spurs.

Hoy se juega algo más que el paso de una semifinal de conferencia para enfrentarse a los Houston Rockets. Hoy – posiblemente – se juega el fin de una era. Más de una década de excelencia que, aunque no rindió un dominio, produjo un modelo a seguir en toda la liga. Tanto Tim Duncan y Manu Ginobili verán su contrato terminar el día de hoy en caso que los Spurs pierdan en Los Angeles. El equipo de San Antonio tiene planes sobre la mesa para continuar sin dos de sus eternas estrellas, claro está: esto no significa que “quieran” que la dupla se retire pero definitivamente están preparados para ello lo cuál elimina una carga sobre la consciencia de los jugadores y quizás les haga pensar que si es hora de cerrar el libro de sus carreras profesionales.

Personalmente veo a Manu más cerca de este decisión. Su tiempo de productividad en la cancha ha bajado de los 20 minutos en estos playoffs (18.8 minutos por juego) y Popovich ha confiado más en el italiano Bellinelli en el último período. Se nota más errático, lento y propenso a cometer faltas tontas. Su balance entre pérdidas de balón y asistencias cada 100 posesiones es de 2.07 ( o sea, cada 2 mágicas asistencias, sufre una pérdida de balón).  Manu aún es capaz de doblar defensas con sus pases y penetraciones y su tiro debe ser respetado pero cada noche los factores negativos parecen aplacar más y más a los aportes del argentino. Duncan es otra historia. A sus 39 años sigue produciendo ofensiva y defensivamente incluso ante el frontcourt más atlético de la liga, DeAndre Jordan – tercero en la liga en votos para el jugador defensivo del año – ha sido incapaz de defenderlo. Repito: Tim Duncan tiene 39 años. Ha producido doble doble en 5 de los 6 juegos. Continua siendo el ancla de las mejores defensas de la liga (tercer mejor defensa esta temporada) a una edad donde se supone que debe estar anclando su yate, no un equipo profesional de baloncesto.

La posibilidad de que este sea el último partido de uno , o ambos, de estos astros es real. Muy real. 12 años  y 4 campeonatos para Manu, 18 años y 5 campeonatos para Duncan. Nunca perdieron más de 50 partidos. Nunca quedaron fuera de los playoffs. Nunca se  rindieron a pesar de que llevamos 6 años diciendo que son muy viejos. Duncan y Ginobili han sido profesionales como pocos ha visto la liga, en especial en una época donde las estrellas buscan el camino corto hacia un campeonato en lugar de construir su propio legado con un equipo y ciudad.

Aquel que sea fan del baloncesto, no solo de los Spurs, debe sentarse, mirar este partido y si al final del mismo el marcador indica que los Clippers pasan a segunda ronda,  debería alzar su  copa de [indique su bebida de preferencia] y despedirse de una(s) leyenda(s) y una era. Posiblemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s